Cesta de la compra  

Sin productos

Envío 0,00 €

Total 0,00 €

Finalizar compra

Bodega El Capricho

"Tres generaciones de pasión por la mejor carne de buey, con un riguroso proceso artesanal de elaboración"

Hablar de la Bodega El Capricho es hablar de una auténtica pasión por el mundo del buey, un animal noble al que en este templo de la carne se le ha dignificado hasta considerarlo uno más de la familia.

3 generaciones de la Bodega El Capricho

El Capricho es el resultado de tres generaciones que han logrado convertir un humilde merendero situado en el pueblo leonés de Jiménez de Jamuz (con gran tradición en el arte del barro) en un restaurante referente en el mundo, labrado en una cueva subterránea de arcilla con una granja próxima donde se miman los ejemplares de buey, cuidadosamente elegidos por el propio José Gordón (vigilando hasta la comodidad del transporte), que tras dedicarlos a la labor que han tenido siempre de labranza y trabajo al aire libre, alimentados con heno y cereales de un campo ideal para ello, les dedica finalmente un retiro reposado y digno, propios del carácter noble del animal y que favorece la textura de la propia carne. El sacrificio del buey conlleva un nuevo proceso de mimo para el menor sufrimiento y mayor aprovechamiento de la carne, de forma que el enfriado de la misma se hace progresivamente.

La parte de la curación es el toque final de la labor artesanal de la Bodega El Capricho, al usar técnicas de maduración en seco con temperaturas controladas para que la carne se ablande coja más sabor, llegando a perder más del 20% de su peso original.

 

En el caso de los embutidos y de la cecina de buey de El Capricho, las piezas seleccionadas se preparan y elaboran en Astorga, donde José Gordón ha escogido al artesano de las cecinas Antonio Martínez para ello, así como para su curación de la forma más tradicional posible (Jamones Antonio Martínez es una de las primeras fábricas que de forma profesional empezó a elaborar cecina) de forma que el proceso guarda la máxima tradición y el cuidado en la elaboración, llegando a cuidarse el proceso de untado de manteca de la cecina, con la propia manteca de buey.

 

 

1ª entrevista de tres que hizo José Ribagorda a José Gordón

 

Por qué nos gusta

* Porque es la filosofía encarnada de los artesanos que nos gustan, con una pasión por hacer un buen producto que no tiene límites, donde la calidad prima sobre la cantidad en la elaboración

* Porque son auténticos productos de autor y de la región, donde la materia prima se cuida y controla desde el primer momento por el propio José Gordón para alcanzar el sabor ideal

* Porque no podemos llevar la contraria a críticos del The New York Times, American Vogue´s, Stern o Teh Guardian que han llegado a calificar como "la mejor carne que jamás ha comido"